Responsabilidades ante la gastronomía

   La gastronomía de un país, región se debe a la confluencía de los diferentes sectores que la conforman. Esto a simple vista resulta obvio, pero no siempre sucede así, en ocasiones, los intereses individuales  o de un sector en concreto que tenga más o menos que ver con la gastronomía, pueden hacer que todo se ralentice. El llegar a formar una marca región o país, es algo que no puede estar en manos de un solo grupo de personas, por mucha voluntad que pongan en el proyecto y horas que se le dedique. En el caso de la gastronomía, no basta con que los cocineros quieran hacer marca. Como principio está bien, pero si lo llevamos a nivel estatal, habría que comenzar por tener a todos los cocineros integrados en un movimiento asociativo a nivel estatal, con subdelegaciones a nivel regional. Esto que parece sencillo, se torna complicado cuando aparecen las ansias de protagonismo, o los intereses personales.
   A nivel España hay un punto de inflexión que fue el comienzo de todo, la I Mesa Redonda del Club del Gourmet, en ella estuvieron presentes lo que formaban la llamada Nueva Cocina Vasca,  de ese germen, se fue formando lo que hoy en día es una gastronomía puntera y referente en el mundo. Después de eso, fueron surgiendo congresos en diferentes puntos de la geografía española y nos encontramos en el momento actual. Extrapolar esto a otros lugares se hace difícil, por mucho que se cuente con personas de aquí de gran nivel, dentro de la gastronomía nacional española. El por qué es que por mucho que personajes, o cocineros, o productores vayan a modo de influencers, hasta que el país no coja conciencia de que que son ellos los que tienen que tomar las decisiones. Para ello tienen que a nivel global elevar los productos y la gastronomía, para lo cual, hay que contar con os productores de todos los sectores, pesca, agricultura, ganadería, manufactrados, bebidas, todo debe de formar parte de la marca. Se tienen que multiplicar las asociaciones, y sobre todo remar todos en la misma dirección. Eso suena todo fácil y bonito, pero cada pueblo tiene su idiosincrasia, y aunque las generalizaciones no son muy buenas consejeras, normalmente se cumplen las expectativas. No podemos comparar por ejemplo la forma de ser de los alemanes con la manera de ser de los mexicanos, con todo mi respeto para ambos. Por eso hay coss que no son exportables. La evolución de la gastronomía española y su cocina no se puede llevar a todos los sitios. Las  gastronomías que más “en auge” están son aquellas que cuentan con el concepto de cantidad, vamos a decir mínima. En España es el concepto tapa, en México, Perú, Tailandia, India, lo callejero, la cocina japonesa en sus diferentes conceptos, son porciones pequeñas y menús tradicionales largos y estrechos, las mesas árabes se llenan de muchos platillos donde el comensal se sirve y va cojiendo de aquí y de allí. Para mi eso es básico, la variedad entre la cantidad. En los asados a la brasa, se ponen diferentes tipos de cortes, en los hornos de ahumado se procede de forma similar.
Mi tierra, Asturias, en los años 70, 80 y aún hoy, es tierra de abundancia y de cantidades desmesuradas, pero hemos ido evolucionando, refinando las preparaciones, rebajando las grasas, el azúcar en los postres, etc. En los últimos tiempos hemos crecido en el estrellato Michelin, y en reconocimiento tanto nacional como internacional. El asturiano tuvo que aprender a creerse su cocina, a respetarla y a evolucionarla, a mirar al futuro y ver y participar en los grandes congresos grastronómicos. A mirar lo nuestro como algo válido y único. Eso con el paso de los años nos a posicionado como una de las regiones posicionadas en la cabeza de la gastronomía nacional. Fue el paso del tiempo, y eso debe de pasar en quien nos mire como referente. Yo me deje mucho en explicarlo, pero cuando te enfrentas a personas que no van en la misma dirección entre ellas, y que no piensan igual y que prefieren salir en la foto a realizar cosas en pro del bien común, y encima me doy cuenta que no es mi guerra, lo mejor es dejar que todo evolucione por si mismo. El ser humano nunca escarmienta por las vivencias de otro.
Fuente: tapasquisqueyanas.blogspot.com
Share.

About Author

Avatar

Leave A Reply