La Fortaleza de Santo Domingo, por conservarse integra hasta hoy, es la más antigua de su género existente en América, siendo construida en 1502 por Fray Nicolás de Ovando, quien escogió personalmente el lugar en que se encuentra, al decidir el traslado de la Ciudad de Santo Domingo desde la ribera oeste del río Ozama.

Está situada al sudeste de la antigua Ciudad Colonial en un acantilado que mira el río y el mar a fin de cumplir con la función de cierre y defensa del puerto. Desde ella se vieron salir, al inicio de la época colonial, todas las expediciones emprendidas hacia otras regiones de América, ubicadas en territorio continental, por lo que es considerada “Eje de la Conquista”. Fue la última de las fortificaciones que los españoles erigieron al culminar la exploración de norte a sur, del territorio isleño. Su construcción, bajo la responsabilidad el Maestro mayor Gómez García Varela, fue realizada en varias etapas, concluyendo la primera con la erección de su torre.

En intervenciones sucesivas realizadas durante el siglo XVI y la primera mitad del siglo XVII se construyeron sus plataformas de tiro y su fuerte de defensa principal, añadiéndose nuevas instalaciones en él, efectuándose modificaciones en las ya existentes . El recinto conservó su uso militar hasta la década del 1970 cuando se liberó de elementos añadidos a fin de presentar la condición original de las edificaciones, correspondientes a los siglos XVI, XVII y XVIII.

Share.

About Author

Avatar

Leave A Reply