Dominicanos: Una cultura resiliente

Por la coach Kirssy Lorenzo

No es una palabra de moda, es parte de la naturaleza humana. ¿Pero qué es la resiliencia?  ¿Y por qué los dominicanos somos una cultura resiliente?

La resiliencia es prácticamente un término nuevo y refiere a la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones difíciles y sobreponerse a estas. Siendo esta la definición, es justo aplicarla al dominicano, quien ha aprendido a lo largo de los años a afrontar la adversidad y lograr adaptarse a las tragedias y al estrés que generan las crisis que hemos vivido en las últimas décadas. 

Ser resiliente no significa no sentirse incomodo o adolorido con las circunstancias que van desde fenómenos naturales, pérdidas económicas, enfermedad y oportunidades de trabajo. La resiliencia está más vinculada al ser del dominicano, a nuestra personalidad, que saca la fuerza para seguir con su vida frente al infortunio ajustándose mentalmente a este, con claridad y sensatez.

Somos una cultura de alegría y buena cara, es lo que dicen otras culturas de nosotros.  Pero desde la perspectiva del neuro coaching, ¿qué pensamientos, emociones y aptitudes son aquellas que nos ayudan a permanecer así? Es una respuesta en donde se debate una forma de acoplamiento frente la fatalidad muy particular que nos ha permitido avanzar a pesar de los obstáculos.

El dominicano es resiliente en el contexto de la actividad empresarial, el deporte, la salud y muchos otros ámbitos de la vida.   Hay estudios que demuestran que los sobrevivientes de grandes tragedias tuvieron “escudos plásticos” formados por distintos factores, entre otros el sentido del humor que no les impidió tener una perspectiva crítica de las situaciones, así como la capacidad de formar vínculos con otros, y disponer de un espacio psicológico interior que les protegiera.

La mayoría de las teorías sobre resiliencia coinciden en afirmar que estas personas reúnen tres características: 

  • una aceptación obstinada de la realidad = optimismo.
  •  la profunda convicción de que la vida tiene un sentido, una creencia que se sustenta sobre valores muy arraigados parte de la cultura.  Esto permite construir conceptos a partir del sufrimiento y con ello una habilidad muy grande para improvisar.
  • E imaginación que permite crear donde quizás otras culturas no ven alternativa alguna.

Dicen que para muestra basta un botón. Y en nuestro país tenemos muchos botones…. Un gran ejemplo de resiliencia es el de 11,235 mujeres que en el sector de emprendimiento forman parte del catálogo de proveedores del estado. Madres solteras, muchas sin formación profesional, quienes, a pesar de las adversidades, falta de apoyo emocional y económica se han levantado con ingenio y resiliencia …de sobra.

Share.

About Author

Avatar

Leave A Reply